La trilogía de colores de Krzysztof Kieslowski

Krzysztof Kieślowski (Varsovia; 27 de junio de 1941 - ídem; 13 de marzo de 1996) fue un influyente director y guionista de cine europeo.
Comenzó como estudiante de teatro, rechazado dos veces en la Lódz Film School, una de las más prestigiosas escuelas de cine donde también Polanski y Wajda fueron alumnos; Kieslowski se ha convertido en un referente del cine. Casi llevado por el destino a los campos del arte, su vida se transformó con el tiempo en una búsqueda constante del hombre, su naturaleza, sus temores y pasiones. Sin importar si era documental o ficción, su objeto era el mismo: “ Hay demasiadas cosas en el mundo que dividen a las personas, como la religión, la política, la historia y el nacionalismo. Si la cultura es capaz de algo, es de hallar eso que nos une a todos. Y es tanto lo que une a las personas. No importa quién eres o quién soy yo, si te duelen las muelas o me duelen a mí, es el mismo dolor. Los sentimientos es lo que une a las personas todas, porque la palabra 'amor' tiene el mismo significado para todos. O 'temor' o 'sufrimiento'. Todos tememos de la misma manera y a las mismas cosas. Y amamos de igual manera. Por eso hablo de estas cosas, porque en el resto encuentro irremediablemente división”.

Los Tres Colores, tres películas imprescindibles.

Su último trabajo, trilogía en homenaje y basada en los colores de la bandera francesa, nos habla justamente de esto. Simbolizando en cada film un concepto distinto, libertad (Bleu), igualdad (Blanc) y fraternidad (Rouge). Los tres films son independientes entre sí, sin embargo ciertos elementos los ligan para crear así una trilogía perfecta.

Azul, Trata la historia de Julie(Juliette Binoche) que pierde a su marido (un gran compositor) y a su única hija en un accidente automovilístico, inicio trágico es trágico. Hecha añicos, decide comenzar una nueva vida de forma anónima e independiente, tratando de librarse de todas las ataduras de su pasado, de refugiarse en la soledad, intentando no establecer vínculos afectivos con nadie como manera de protegerse de más dolor. Se muda a un departamento, deshaciéndose de todas sus anteriores pertenencias. Pero su pasado volverá cuando un periodista sospecha que ella es la autora de la obra de su difunto marido. La impresionante banda sonora pone el punto clave en los momentos dramáticos.


Blanco, la segunda de la trilogía, es una comedia dramática que realmente se disfruta de principio a fin. El film nos narra la historia de un matrimonio compuesto por la francesa Dominique (Julie Delphy) y Karol (Zbigniew Zamacjowski) un inmigrante polaco. La cinta comienza con la solicitud de divorcio que Dominique presenta en los tribunales contra su marido debido a que su matrimonio no ha sido consumado. Una vez conseguida la anulación el protagonista se propondrá hacer todo lo posible para recuperar a su mujer porque no ha dejado de quererla. La película casi en su totalidad se desarrolla en Polonia, país natal del protagonista, en pleno invierno, lo que usa el director para resaltar el blanco en todas las escenas.


Rojo, la última película de la trilogía es considerada por muchos la mejor de la misma. De hecho fue muy exitosa y cosechó numerosos premios internacionales. Inclusive estuvo nominada al Oscar como Mejor Cinematografía, Mejor Director y Mejor Guión Original, lo que le proporcionó al film reconocimiento internacional convirtiéndola en una de las obras más conocidas de este director. La película narra la historia de Valentina (Irène Jacob), una modelo suiza que luego de atropellar a un perro busca a su dueño, lo que la conduce a un juez jubilado que tiene una extraña obsesión: escuchar las conversaciones telefónicas de sus vecinos. Si antes el espionaje telefónico formaba parte de su trabajo, ahora se ha convertido en un vicio. A Valentina le desagrada la conducta del hombre, pero no puede evitar ir a verlo.
Con un trabajo actoral sobresaliente, destaca la profunda y sutil fotografía en tonos rojos, color del amor y de la pasión en general.



2 Reactions to this post

Add Comment
  1. RoboKid dijo... 1 de mayo de 2011, 22:42

    Krzysztof Kieślowski es uno de mis favoritos, me encanta su trilogía de los tres colores y el decálogo, su obra es altamente recomendable.

  2. Dr. West dijo... 2 de mayo de 2011, 22:01

    Es un gran director, también recomendaría "La doble vida de Verónica" que proximamente estaré comentando en el blog.

Publicar un comentario